Turismo en Necochea, Buenos Aires
Agraciada por un arco iris de bellezas naturales, Necochea brota en la Costa Atlántica de la provincia de Buenos Aires, separada y unida a la bella Quequén por el Río Quequén Grande. Ciudad con dos centros, uno de gran movimiento estival anclado en la zona de playa, y otro ligado a la historia y las tradiciones, y llamador de turismo en la época invernal, este rincón bonaerense es ideal para vacacionar en cualquier momento del año.

Necochea es símbolo de playas y balnearios en su amplia extensión dorada, y también lo es de pesca deportiva desde la costa o a bordo de acondicionadas embarcaciones, en lagunas, río y mar, y de peces de diferentes especies y tamaños. Naturaleza deslumbrante, servicios excelentes, cada detalle en estas distancias es de destacar.

El golf es otro de los atractivos característicos de Necochea brindando los espacios de su predio de categoría tanto a turistas como a lugareños. El Parque Miguel Lillo con su vegetación y sus áreas recreativas y culturales; el puerto que comparte con Quequén, y el imponente Faro que se alza en territorio de esta última, completan gran parte de la propuesta turística de la ciudad y alrededores.

Cambiar de aire, participar de entretenidas situaciones, conocer nuevos panoramas y asistir a espectáculos, Necochea se mantiene en desarrollo permanente atrayendo cada vez más visitantes.

Playas de Necochea
Elogiada por la limpieza y el suave declive de sus amplias y doradas playas, Necochea brilla durante los meses de verano sin apagarse el resto del año. Ideales para el desarrollo apasionado de actividades deportivas, acondicionadas con excelentes servicios y enmarcadas por paisajes encantadores, estas playas seducen los más diversos gustos y satisfacen las más diversas preferencias.

Necochea es playa, sol y verano; es oasis de surfistas por sus incomparables olas; es paraíso de naturaleza casi virgen; y es sitio de relax y diversión en la comodidad de sus balnearios.

Amplios espacios dispuestos con carpas, sombrillas, sillones de mimbre y reposeras; restaurantes y snacks bar cuyas terrazas dan al mar; quinchos completamente equipados para el disfrute de exquisitos asados; depósitos privados para artículos de playa; modernos vestuarios; juegos infantiles, áreas deportivas, canchas de paddle, y muchas comodidades más conforman la propuesta balnearia de esta ciudad de Buenos Aires.

Bronceados perfectos, chapuzones en magníficas aguas, diversión extrema, tranquilidad, seguridad, Necochea y su edén lindante, la bella Quequén, constituyen destinos veraniegos inomitibles en el recorrido por la costa bonaerense.

Alojamientos en Destinos Cercanos